Select Page

Condenan a Banco Santander a devolver más de 30.000 euros a una empresa que compró acciones del Popular en el mercado secundario

by | Jul 7, 2021 | Blog

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Vizcaya ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por la entidad bancaria contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº2 de Durango, en la cual se condena a Banco Santander a abonar más de 30.000 euros a una Pyme que compró acciones de Banco Popular en el mercado secundario en el marco de la ampliación de capital de 2016.

En su escrito de demanda la actora solicitó la anulación de la orden de adquisición de acciones realizada en junio de 2016 por existencia de vicios en el consentimiento y la restitución de las prestaciones recíprocas.

Subsidiariamente, solicitó la indemnización por daños y perjuicios con base en la responsabilidad por la información errónea contenida en el folleto de emisión.

Por otra parte, la entidad demandada alegó como cuestión previa la existencia de una excepción de legitimación pasiva al no haber intervenido Banco Popular ni como comprador, ni como vendedor, sino únicamente como intermediario, al haberse adquirido las acciones en el mercado secundario.

Asimismo, Banco Santander se opuso a la acción de anulabilidad y de responsabilidad por folleto por considerar que las acciones no son un producto complejo y que el folleto informativo de la ampliación de capital advertía de los riesgos asociados a la emisión de las acciones, por lo que debe ser la actora quién asuma la pérdida de la inversión.

Entre los pronunciamientos más relevantes de la Sentencia encontramos los siguientes:

  1. Banco Santander ostenta legitimidad pasiva suficiente al ser la entidad emisora de las acciones.
  2. La imagen que Banco Popular ofreció a sus clientes no se correspondía con su imagen fiel.
  3. Es claro el vicio en el consentimiento, pues el comprador forjó su voluntad sobre la base de una información falsa emitida por la propia entidad.
  4. La información falsa emitida generó un error esencial y excusable en la actora, pues de haber conocido la verdadera situación de la entidad, no habría realizado la compra.

La Sentencia, que ya es firme, condena a Banco Santander a indemnizar a la actora con la suma de 30.089,37 euros más intereses legales desde la fecha de adquisición de las acciones hasta la fecha de la sentencia.

¿ Te Ayudamos ?